5 beneficios del running más allá de lo físico

Sin dudas hacer ejercicio no sólo es fuente de bienestar a nivel corporal sino también psicológico. Es decir, después de un mal día, ¿quién de ustedes no ha sentido la necesidad de salir a “sacarse la bronca de encima” o a “descargar tensiones”? Estas expresiones que son parte del saber popular, sabiéndolo o no, tienen mucho de cierto. Efectivamente, practicar asiduamente el running, al igual que todos los deportes, logra mejorar el estado de ánimo, la autoestima y demás aspectos que ayudan a sentirse bien después de ejercitarse y sintiendo cómo se mejora progresivamente. Por ejemplo, correr ayuda en los siguientes 5 niveles:

•Reduce el estrés: al elevarse los niveles de serotonina en el cerebro y nos pone más positivos.

•Eleva la autoestima: el cuerpo empieza a tonificarse y a contornearse, la grasa comienza a disminuir y, además de lo estético, ir logrando objetivos a corto y largo plazo ayuda a que se tenga más confianza en uno mismo.

•Hace sentir libres: los problemas se olvidan mientras se corre, el cuerpo en su plenitud –y en velocidad- da una sensación de no tener ataduras de ningún tipo.

•Ayuda a tomar un recreo de la tecnología: desconexión de todas las vías de entretenimiento sedentario, es tu momento sin televisión, noticias, internet, los e-mails y las redes sociales. Algo difícil de lograr en estos tiempos y que, cada vez, se vuelve más difícil.

•Ayuda a la concentración y la resistencia mental: esto se debe a que aumenta el flujo de sangre al cerebro.

Deja un comentario